¿Buscas un trabajo que te apasione? Hazte estas 6 preguntas

familia

¿Estás teniendo otro día aburrido en el trabajo? Si has perdido la pasión, podría ser el momento de tomar un descanso.

Encuentra un trabajo que te guste haciéndote estas seis preguntas esenciales

¿Qué te gusta del trabajo?

Cuando se trata de encontrar el trabajo de sus sueños, puede ser tentador crear una visión donde cada minuto es emocionante, la paga es estupenda, y las ventajas son increíbles. Pero un enfoque más realista es reflexionar sobre lo que te ha gustado y lo que no de tus experiencias pasadas y usar los aprendizajes para planear tu próximo movimiento.

Así que retrocede a la última vez que te sentiste plenamente comprometido y satisfecho en el lugar de trabajo y piensa en lo que te hizo sentir de esa manera.

  • ¿Era el tipo de trabajo que estabas haciendo? ¿Estabas realmente comprometido con el propósito de la organización o era la idea de que lo que estabas haciendo estaba haciendo tenía una contribución valiosa? ¿Estabas trabajando en temas técnicos, o era un papel que te dio la oportunidad de explotar tu creatividad?
  • ¿Fue el ritmo del trabajo? A algunas personas les gusta tomarse su tiempo y no apresurarse, mientras que a otras les encanta la adrenalina de los entornos bajo presión.
  • ¿Era la forma en que trabajabas? ¿Te gustaba tener autonomía en tu cargo, o ser parte de un equipo? ¿Te gustó tener varios proyectos en marcha a la vez o te encantó la oportunidad de sumergirte realmente en un sólo objetivo?

¿En qué eres bueno?

Todos tendemos a ser apasionados acerca de las cosas en las que somos buenos, y sin esa habilidad central es difícil encontrar un papel donde puedas desarrollarte. Así que tómate un momento para pensar en tus fortalezas y debilidades lo más honestamente posible.

Enumera tus habilidades con el mayor detalle, identificando no sólo tus habilidades duras sino también las habilidades blandas, como la negociación, el trato con personas y la administración del tiempo. Si estás considerando un cambio de carrera, siempre es difícil convencer a un potencial empleador de que eres el mejor para desempeñar el rol, por lo que es importante haber hecho este trabajo y pensar en el potencial que puedes aportar. 

¿Qué quieres aprender?

Dicen que nunca se debe dejar de aprender, y esto es especialmente cierto en el lugar de trabajo. No importa el nivel que tengas, la clave para estar completamente comprometido es desarrollarte profesionalmente y seguir aprendiendo cosas nuevas para mantener tu trabajo interesante.

Investiga y trata de encontrar empresas que inviertan en el desarrollo de sus empleados. Muchos lo pueden presumir, pero trata de buscar en redes sociales los comentarios de los colaboradores para tener una perspectiva más completa. También aprovecha para preguntar sobre oportunidades de desarrollo y formación durante las entrevistas. 

¿Qué tipo de cultura organizacional es mejor para ti?

Una empresa moderna con un paquete de beneficios increíbles puede sonar muy bien en papel, pero si la cultura no se ajusta a tu perfil, podrías pasarla muy mal.

Es importante tener una idea de la cultura de una empresa antes de aceptar un trabajo. El entorno y el ambiente en el que se desenvuelven los empleados pueden contribuir enormemente a la satisfacción. Así que piensa en tus roles anteriores y pregúntate: ¿Qué tipo de ambiente saca lo mejor de ti en el día a día?

Una vez más, un poco de investigación en las redes sociales y la página de talento de la empresa pueden ser muy reveladores acerca de lo que realmente está pasando en un lugar de trabajo, culturalmente hablando:

  • ¿Tienen una cultura que apoya las buenas causas de una manera seria, quizás alentando el voluntariado o patrocinando proyectos caritativos?
  • ¿Parece un espacio muy social, o es un ambiente más tranquilo?
  • ¿Tienes la impresión de un ambiente de apoyo donde los éxitos de la gente son reconocidos y celebrados?
  • ¿Se ve como un lugar donde todo el mundo se une hasta que el trabajo se hace, o es más en algún lugar que se especializa en algo?

¿Qué impacto quieres tener?

Aparte de lo que la empresa tiene para ofrecerle, ten una idea sobre el efecto que deseas tener en la empresa. Por ejemplo, si ayudar a otros es una gran fuente de satisfacción laboral para ti, es importante saber si hay una amplia oportunidad para hacerlo antes de aceptar un nuevo puesto de trabajo.

Dependiendo de tu motivación, podrías considerar si tu potencial empleador ofrece:

¿Qué se adecua mejor con tu estilo de vida?

Otro factor clave que impacta en el atractivo de un rol específico es el punto en el que te encuentras a nivel personal. Si eres padre de familia, por ejemplo, es probable que valores la seguridad financiera y la oportunidad de trabajar de forma flexible, mientras que si no tienes tantas responsabilidades, es posible que prefieras asumir un papel con menos seguridad pero potencialmente mayores recompensas.

Para averiguar si un cargo tiene buen equilibrio con el resto de tu vida, analiza todos los pros y contras y considera la importancia que tienen para ti. Piensa en cosas como los tiempos de traslado, la posibilidad de salir a tiempo, la calidad relativa de la remuneración, las prestaciones, la seguridad en el empleo y las horas de trabajo requeridas.

A veces puede ser complicado iniciar una conversación de este tipo en una entrevista sin despertar dudas sobre tu compromiso con el trabajo, pero de nuevo un poco de investigación en línea puede ayudarte.

Por último, no te pongas bajo demasiada presión para encontrar ese trabajo de ensueño. Puede que no venga la próxima vez, o tal vez no de inmediato. Pero al pensar mucho en lo que realmente te importa, tendrás una mejor oportunidad de lograrlo. Si tienes dudas sobre tu próximo paso en tu carrera profesional, puedes contactarnos chile@robertwalters.com